Unilever despide a una de sus agencias para dejar en manos de los consumidores su próxima campaña



Peperami, un snack de salchicha de cerdo, es una marca de Unilever que está presente en Reino Unido y Alemania. El hecho relevante no es el producto, sino su nueva estrategia que deja en manos de los consumidores la creatividad para su próxima campaña. La damnificada ha sido su agencia de publicidad, Lowe Londres, con la que rompe tras 16 años de relación. Además Unilever no tiene pensado otorgar la cuenta de la marca a ninguna otra agencia.

La multinacional ofrece un premio de 10.000 dólares en un concurso de ideas a través de www.ideabounty.com, desde donde los usuarios pueden acceder al brief, donde se explican los objetivos de la campaña y su posicionamiento. Desde la compañía insisten en que se trata de un paso más después de la fama adquirida por los concursos de contenidos generados por usuarios llevado a cabo por marcas como Pringles o Doritos.

La campaña, que incluirá televisión y gráfica, debe estar protagonizada por el personaje Animal, creado años atrás por la agencia Lowe. Para llevar a la realidad la idea del ganador éste contará con la ayuda de la agencia Smartworks.

"Creemos que la marca Peperami se merece soluciones creativas radicales y estamos seguros de que llevando nuestro brief a miles de personas en lugar de a un pequeño número de creativos nos traerá la mejor idea posible y llevará a nuestra publicidad al siguiente nivel”, ha declarado en The Guardian el director de marketing de Peperami, Noam Buchalter.



Idea Bounty fue creada hace diez meses por una compañía sudafricana llamada Quirk eMarketing y ya ha trabajado con marcas como BMW, SABMiller y Red Bull, aunque el concurso de Unilever es el mayor que ha realizado hasta ahora. Actualmente tiene 5.000 miembros, de los que 400 se han registrado recientemente para leer el brief de Peperami, según una información de Advertising Age.

No hay comentarios.: